(Acá estamos - Otra vez - Insistiendo.)

ELANDAMIO es un proyecto editorial artesanal destinado a escritores que desean publicar sus obras pero no pueden (o no desean) afrontar el desafío económico que significa editar en editoriales tradicionales, o desarrollar ediciones de autor en imprentas tradicionales.

Nuestros libros son editados e impresos en equipos domésticos (una compu y una impresora como la que puede haber en cualquier casa) y encuadernados a mano. Este sistema hace posible el trabajo de IMPRESIÓN BAJO DEMANDA, con el cual ni el autor ni la editorial incurren en enormes gastos inmediatos. Los libros se imprimen en la medida en la que son necesitados, o el autor los requiere: quéres uno solo, te imprimimos uno solo.

Cualquier obra editada por ELANDAMIO cuenta con las mismas protecciones legales que aquellas publicadas en editoriales tradicionales: número de ISBN, copyright del autor sobre la obra y copyright de la editorial sobre la edición.

La relación comercial y de derechos con los autores implica que el autor, ya sea que nos la envíe o se la pidamos, conserva todo el tiempo los derechos sobre su obra, pudiendo editarla simultáneamente en cualquier otro sello de su elección. Además, no se encuentra obligado a realizar ningún pago a priori a la editorial: si la editorial decide publicar su obra, es la editorial la que asume el compromiso de imprimir ejemplares para su circulación y venta, quedando para el autor el derecho de adquirir la cantidad de ejemplares que desee (a un precio menor al de venta al público) para establecer su propio circuito de distribución, intercambiar, regalar, etc.

Respecto de la distribución, ELANDAMIO cuenta con el apoyo de editoriales independientes y escritores de todo el país, lo que permite establecer múltiples puntos de venta y garantizar al autor la distribución de su obra. Además, desde internet, envíamos nuestro catálogo a escritores, editoriales y publicaciones de todo el mundo.

ELANDAMIO es un proyecto editorial alternativo, sumado a todas las editoriales independientes, cartoneras, autogestivas, que en este momento existen en el país.

Los libros no deberían ser un fin, sino un medio.
El libro no debería ser el edificio, sino el andamio.

4 comentarios:

Marisa Violeta dijo...

Que bueno encontrar personas que todavia abren ventanas... desde lo simple, desde el sentido comun y desde la cultura. Subamos al andamio a leer!!! MARISA

ubu dijo...

que bueno saber de ud! les mando toda la energia y un abrazo enorme!!!

a ver si mandan para distribuir aca en neuquén..

beoso a los tres

Alejandro Becerra dijo...

muy bueno,
Ale de SJ, Arg.

Gabriel Jiménez dijo...

grosos.

desde el viernes en MeNdoza se distribuye la edición sanjuanina de VIDRIO MOLIDO.